DONANTE

Donante: Donar Sangre


¿Por qué hay que donar sangre?

La sangre no se puede fabricar.
La única posibilidaqd de obtenerla es que un apersona quiera ceder una pequeña cantidad de su sangre. El hecho de donar sangre de forma voluntaria, anónima y desinteresada refleja una actitud responsable y madura, digna de ser resaltada.
A partir de una unidad de sangre se pueden separar varios componentes, concentrados de hematíes, plasma, plaquetas, crioprecipitados, etc. Por lo tanto, mediante una donación, se pueden beneficiar varias personas simultáneamente.


¿Quién necesita transfusiones de sangre?

La transfusión de sangre o algunos de sus derivados se ha convertido en una parte imprescindible en la actual asistencia sanitaria.
La mayoria de los enfermos que reciben una transfusión de sangre, son personas que han sufrido una hemorragia, bien por accidente o durante una intervención quirúrgica, y personas con anemia. Los enfermos de cancer también precisan transfusiones de sangre frecuentemente.
Los componentes sanguíneos también tienen otros usos, como por ejemplo el tratamiento de hemofílicos, inmunodeprimidos, preparación de vacunas, etc.



Donación


¿Cómo es la donación de sangre?




Primero rellenas una ficha con tus datos personales. Seguidamente te entrevista un médico, te miden la presión arterial, el pulso y la hemoglobina (que determina la proporción de glóbulos rojos en la sangre) , mediante una simple punción en la yema del dedo.
Una vez comprobado tu perfecto estado de salud, un enfermero/a te invita a tumbarte en una camilla para llevar a cabo la extracción.
Tras comprobar tus datos y estado anímico te extraerá 450 cc. de sangre. Esta operación durará unos 10 minutos aproximadamente. Mantente tranquilo y relajado.

Y después de donar...


Reposar durante diez minutos.
Ingerir líquidos.
No fumar ni beber alcohol.
No realizar esfuerzos físicos ni conducir.
Presionar la zona de punción al menos cinco minutos.

¿Quién puede ser donante?

En principio, cualquier persona sana, que voluntariamente así lo decida, podría ser donante, ya que la cantidad de sangre que se extrae no causa ninguna repercusión en el funcionamiento de su organismo.
No obstante, existen una serie de requisitos mínimos que debe cumplir el donante, y que tienen como objeto, tanto proteger su salud como la de la persona que va a recibir su sangre. De forma general, estos requisitos son los siguientes:
Edad: entre 18 y 65 años.
Peso: más de 50 Kg.
No estar tomando determinados medicamentos.
Haber comido, aunque de forma no copiosa, en las horas previas a la donación.   
No estar tomando medicación alguna.
No haber padecido determinadas enfermedades infecciosas (hepatitis B o C, SIDA,brucelosis, malta, sífilis, paludismo, etc), o haber estado en contacto con ellas en los últimos 6 meses.
Tener niveles de hemoglobina por encima de 12,5 g/dl las mujeres y de 13,5 g/dl los hombres.
Tener un pulso regular, con un número de pulsaciones entre 50 y 110 por minuto.
Tener la Tensión Arterial por de bajo de 180/100 mm Hg.
Tener buen estado de salud general.

Y recuerda... LA DONACIÓN DE SANGRE ES UN GESTO DE SOLIDARIDAD
CON SU SANGRE PODEMOS SALVAR VIDAS